Tras la marcha de Kiko, Estela se siente sola. Y es que, por mucho que sus compañeros le prometieran que estarían con ella tras la expulsión de su mayor aliado, la novia de Diego Matamoros ha perdido el apoyo del grupo, pero no del público, que el martes la salvó de las nominaciones, dejándonos de piedra a todas al ver que Adara no era la elegida como en las anteriores semanas. El “me cago” que soltó al saber que seguía nominada nos representa, porque como Irene no sea la expulsada esta noche, nos cagamos todas…

Live a Reply